LAS VERBENAS Y EL EPÍLOGO

Llevo varios días tratando de escribir un ‘principio’ de final o un final ‘abierto’ para las historias veraniegas que os he venido intentando contar, puesto que -según creo- todas admiten un punto y seguido; pero también necesitan quizás un pespunte, una delgada costura si quiero terminar de conformar con ellas (y las que vendrán) un corpus homogéneo y tal vez legible y entendible como un todo, como un pequeño universo. Sabía que era lo que más me iba a costar y que probablemente fracasaría en la segunda parte de este invento comunicativo. Si la primera era contar el episodio en singular, esta segunda tendría que hacer cómplice al lector del secreto de su arquitectura, especialmente del microcosmos que formábamos aquellas pandillas de entrañables amigos que pasamos los veranos de nuestra infancia en las distintas Playas del Mar Menor entre fines de los años 60 y mediados-finales de los 70.

Leer más

Conflictos a pie de mar. Reposición veraniega mientras vamos terminando nuevos textos inéditos.

Los mayores estaban ganando la partida por el poder, que implicaba la anulación de los derechos de los jóvenes. El hombre de 99,5 años del sillón ergonómico piensa que sus teorías han ido demasiado lejos. El joven David comienza a liderar el movimiento juvenil que reivindica la devolución de derechos a los jóvenes ‘sometidos’.

El prtagonista, un sociólogo de 99,5 años, escribió un libro que ya era  una síntesis de sus trabajos anteriores sobre el derecho de los mayores a tener un poder absoluto sobre la sociedad. «El poder de la edad» se titulaba. Y en 2040 se constituyeron las Cortes de los Ancianos. Pero como suele ocurrir en […]

Un sociólogo de 99,5 años escribió un libro. Su temática gira alrededor de la hipótesis de que el aumento de la longevidad provoque un nuevo conflicto generacional de los mayores contra los valores juveniles imperantes. Los abuelos se harían con el dominio de la sociedad de forma democrática, pero con efectos secundarios indeseables. Creo que el título de este […]

Este relato fue publicado en el Verano de 2009, magníficamente ilusrado por el pintor Manuel Belzunce y bajo el título «La cuarta edad», por el diario «La Opinión». Su temática gira alrededor de la hipótesis de que el aumento de la longevidad provoque un nuevo conflicto generacional de los mayores contra los valores juveniles imperantes. Los abuelos […]

Este relato fue publicado en el Verano de 2009, magníficamente ilusrado por el pintor Manuel Belzunce y bajo el título «La cuarta edad», por el diario «La Opinión»

Este relato , de seis entregas, fue publicado en La Opinión como texto del verano de 2008. En aquel entonces me pareció divertido. Pero ahora me produce un profundo temor dados los derroteros quue está tomando o están tomando las sociedades contemporéas. Por eso lo traigo a colación.

Las magníficas ilustraciones son de Pedro García Raja, quien fuera Delegado del diario La Opinión durante muchos años. Tengo con él una tremenda deuda de gratitud.

(Pinche en la imagen para verla en su integridad y poder leerla. Gracias)

 

 

Hasta el momento conocemos o damos nombre a tres épocas de la vida de las personas. Pero ¿quién sabe qué va a ocurrir en un fututo inmediato en el que ya se ha prolongado la longevidad y la calidad de vida de nuestros mayores? De las causas, consecuencias y posibles remedios trata este relato publicado en La Opinión en el verano de 2009

 

Leer más